El pasado viernes la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte marcaba un hito en su historia: el Cristo alcanzaba la ‘inmortalidad’ con la finalización del proceso de digitalización.

Tras varios meses de trabajo, la empresa encargada del proyecto de conservación, hacía entrega a la Hermandad del archivo digital resultante del proceso de renderización del Santísimo Cristo. La sorpresa de los cofrades se hacía patente al observar la fidelidad con la que quedaba registrada la imagen, convirtiéndose en una tarea difícil la diferenciación entre una fotografía del Cristo y el archivo 3D.

Pero la sorpresa de los cofrades fue más allá, pues recibieron también una réplica en miniatura del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, como prueba del trabajo, que afianzaba la precisión del trabajo de digitalización.

«Los archivos de la digitalización sirven para replicar exactamente lo que hizo el imaginero con sus manos en el día y año que lo hizo. Con la técnica anterior, por la fotogrametría, otro imaginero haría algo muy similar, pero no idéntico«, explicó a los cofrades Antonio Ortiz, de la empresa digitalizadora.

La digitalización, que ha puesto a la Hermandad a la vanguardia en las técnicas de conservación del patrimonio religioso, permitirá futuras restauraciones del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, así como la realización de estudios preventivos sobre su estado, convirtiéndose en un importante ‘seguro de vida’ para la imagen.

La imagen titular de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, representa a Cristo  en la Cruz justo después de que Nuestro Señor hubiese expirado, ya traspasado el costado por la lanza como indican los Evangelios. La imagen, que data del año 1957, está tallada en su totalidad, corona de espinas incluida, en madera de pino de Suecia, prevista para un canon de 1’90 m, y toda ella con policromía.

Proceso digitalización del Cristo de la Buena Muerte.

La imagen de Cristo fue encargada en diciembre de 1956 por la primera Junta Directiva de la Hermandad, de la cual era Hermano Mayor D. Antonio Martí Pastor, al escultor valenciano y, entonces, catedrático de dibujo técnico del Instituto Laboral Ausias March, D. José Rausell Sanchis.

Deja un comentario