Fotos: © Àlex Oltra

Diana Morant afronta desde el pasado junio su segunda legislatura como alcaldesa de Gandia de una forma “muy distinta” a hace cuatro años. Diferente por el aumento de votos y número concejales cosechado por el PSOE el 26-M, y porque el Gobierno del Pacto del Serpis ha roto el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas: “En mi primer verano como alcaldesa los proveedores hacían cola literalmente para hablar con el nuevo gobierno y saber cuándo podrían cobrar. Ahora en la calle se respira estabilidad, certeza y tranquilidad. Podemos afirmar con rotundidad que hemos recuperado la ciudad y ahora llegan las oportunidades”.

Con el curso político recién estrenado, y a las puertas de la Fira i Festes, SOM GANDIA entrevista a una Diana Morant que mira más allá de 2023. 

¿Tan distinta se vive la Fira i Festes de niño y de adulto?

Los adultos que somos de Gandia seguimos llevando al niño que llevábamos dentro, sobre todo cuando vemos aparecer al Tío de la Porra. El ruido de los tambores es el latido de nuestro corazón en la Fira. Recuerdo que antes mucha gente aprovechaba las Ferias para irse porque no tenían el suficiente atractivo ni siquiera para los ciudadanos de Gandia. Pero hubo un punto de inflexión en el que la Fira se convirtió en lo que es ahora, un modelo explosivo de toda clase de actividades en la calle dirigida a todos los públicos donde todo el mundo encuentra lo que quiere. Hay gente que nos dice que hacemos muchas cosas y a la vez; y esa es la intención de la Feria, llenarte de arte, música, luz, pólvora y sueños. Es la excusa contraria a cuando yo era niña: invitar a nuestros amigos a venir a Gandia en vez de para irse. 

«Gandia va a trabajar desde lo local en los objetivos globales de la Agenda 2030»

¿Cuáles serán las principales conclusiones de la Convención de Marxuquera?

Destacamos dos cosas. La primera es que el Gobierno de Gandia trabaja con estrategia a corto, medio y largo plazo. Y la segunda, que somos un solo gobierno que trabajamos juntos y unidos para lograr los objetivos que merece Gandia.  

Gandia va a trabajar desde lo local en los objetivos globales de la Agenda 2030, por responsabilidad y porque es un buen marco de trabajo que pone en el eje de la toma de decisiones políticas a las personas. No vamos a planificar la ciudad solo para los próximos 4 años, sino para la próxima década. Los objetivos de la Agenda 2030 será nuestro gran paraguas, y si la decisión que queremos tomar encaja con este paradigma que se ha marcado la humanidad tirará adelante, si no encaja no.

Esa futura Gandia depende del nuevo Plan de Ajuste…

Se siguen dando las condiciones de aprobar un nuevo Plan de Ajuste con el que queremos mejorar los servicios que ofrecemos a la ciudadanía convenciendo al Gobierno de España de que tendremos ingresos extraordinarios que soportarán esa mejora, y que seguiremos persiguiendo una rebaja de impuestos. Estamos trabajando paralelamente con el Consell y con el desarrollo de la Ley que se aprobó en marzo. Estamos preparando toda la documentación, y nuestra intención es que en este trimestre haya una propuesta de Plan de Ajuste, una propuesta con el Consell para que mejoren las condiciones económicas de Gandia que se refleje en los Presupuestos de nuestra ciudad para 2020.

Y de que el Turismo siga creciendo en cantidad y calidad.

A pesar de que se han reactivado otros destinos Gandia ha mejorado las expectativas de crecimiento -del 1 al 3 por ciento-. Seguimos liderando la desestacionalización en la Comunidad Valenciana y seguimos mejorando en rentabilidad. Vamos por el buen camino pero hay mucho que hacer y Gandia tiene un gran margen de mejora. 

Armas-Trasmediterránea es uno de los factores que ha hecho que crezcamos en desestacionalización. La línea permanente no ha cumplido un año y ya estamos notando sus efectos. 

Tenemos claro que la colaboración público-privada para aumentar y completar la oferta turística en nuestra ciudad es clave. Se ha demostrado con la llegada de Armas-Trasmediterránea, ahora con Senator tenemos expectativas de que va a mejorar la oferta, y el Club Naútico empezará en octubre sus obras de mejora.

«Deseamos que la Universidad de Valencia se instale en el antiguo edificio de Correos con grados»

Esta legislatura verá renacer el edificio de Correos y el centro socio-sanitario de Rois de Corella. 

El Consell comprará y rehabilitará el antiguo edificio de Correos. Que nadie piense que vamos a malvender el patrimonio de Gandia porque pasará de manos públicas a manos públicas y tendrá un proyecto público socio-cultural. Nuestro deseo es que la Universidad de Valencia se instale allí con grados. En esta legislatura, por fin, un espacio tan importante para la ciudad se va a poner en marcha.

En cuanto al antiguo hospital, los plazos del derribo se han adelantado y saldrá a licitación la construcción del nuevo centro socio-sanitario. El Consell nos ha dado su palabra, que siempre ha cumplido, de que el primer trimestre de 2020 la obra estará iniciada. Nos costó toda una legislatura estar donde estamos ahora 

Ha calificado el nuevo curso como “revolucionario”. ¿Hasta qué grado lo es?

En esta legislatura se ha doblado la matrícula de las Escoletas. La ciudadanía aprecia la distinción entre que la gestión sea pública o privada y ha respondido a la nueva realidad. Vamos a invertir 300.000 euros en su mejora y vamos a intentar que el tramo 0-3 años también sea gratuito. 

En cuanto a primaria y secundaria, en la legislatura 2011-2015 solo se reformó un colegio, el San Francisco de Borja. En la pasada reformamos el Cervantes, y en julio de este año pusimos en marcha el programa Edificant. En esta legislatura vamos a solucionar todos los problemas estructurales de los 13 centros educativos públicos de la ciudad.

«VAMOS A SACAR UN NUEVO CONTRATO PARA EL AUTOBÚS JUNTO A LA MANCOMUNITAT»

¿Está Gandia preparada para las nuevas formas de movilidad?

Como ciudad moderna que es, Gandia tiene que adaptarse a los nuevos tiempos. Hemos sido una ciudad de vanguardia en peatonalización y reconversión de espacios saturados de tráfico a espacios amables y seguros sobre todo para la población más vulnerable. Dentro de los proyectos de inversiones futuras vamos a seguir aspirando a actuar sobre los barrios de cara a expulsar al coche e intentar que haya una movilidad alternativa pública que genere menos contaminación. Todos los aliados en este tipo de movilidad, aunque vengan de la iniciativa privada, serán bienvenidos. 

Gracias al nuevo plan de ajuste que vamos a sacar un nuevo contrato para el autobús. Nuestra aspiración es que no lo saque Gandia solo, sino que sea un Plan de Movilidad Comarcal que una definitiva y dignamente a la población de la Safor. Gandia y la Mancomunitat, con la ayuda del Consell, presentaremos un plan pionero que solucionará el problema en Gandia y resto de la comarca. 

«PEATONALIZAREMOS EL ENTORNO DEL AYUNTAMIENTO Y EL PALAU DUCAL»

Sueño con un centro histórico totalmente peatonalizado..

El Centro Histórico es uno de los primeros que se peatonalizó, pero quedan espacios donde no se ha ejecutado una regeneración urbana, como el entorno del Ayuntamiento y del Palau Ducal. Estamos decidiendo el modelo, si una peatonalización pura y dura como la calle Mayor, donde no hay movilidad excepto el paso de vecinos y carga y descarga; o un sistema mixto.

Gandia, capital de la Safor. ¿Beneficio o inconveniente?

Gandia es una ciudad capital en muchos sentidos. Es capital de comarca pero siempre nos hemos sentido capital de las comarcas centrales. Compartimos lengua, platos, carácter, iniciativas empresariales. Para Gandia ser capital de comarca es un deber solidario de ser el motor de muchas otras poblaciones que dependen de los servicios que están en Gandia. Un 30% de la población de la comarca se está cubriendo con servicios de Gandia. También tenemos el privilegio de capitanear proyectos que no saldrían adelante sin el resto de la comarca, como por ejemplo ‘Gandia ciudad de la ciencia y la innovación’.

Deja un comentario