Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gandía a una pareja, una mujer y un hombre de 61 y 55 años, de origen español, como presuntos autores de los delitos de contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. En los dos registros que se realizaron, en una finca rural y en el domicilio de los detenidos, fueron intervenidas 290 plantas de marihuana, 23 focos, transformadores, extractores y 840 euros.

Las investigaciones comenzaron al tener conocimiento los agentes de la posibilidad de que un matrimonio de la localidad de Gandía se estuviera dedicando al cultivo de marihuana, para posteriormente, procesarla, secarla y distribuirla al menudeo.

Durante las investigaciones, los policías identificaron a los dos sospechosos y localizaron dos cultivos, uno en una finca rural y el otro en el interior de su propio domicilio.  

Finalmente se realizó un registro en ambas localizaciones, en las que se detuvo a los sospechosos en su interior. En la finca rústica localizaron al marido e intervinieron 20 plantas de marihuana de grandes dimensiones con un peso de más de 15 kilos y en el domicilio se detuvo a la esposa, en el cual habían destinado la primera planta a un laboratorio-cultivo y donde se intervinieron 271 plantas de marihuana, en proceso de floración con un peso de más de 42 kilos, 23 focos, transformadores, extractores y 840 euros. Los detenidos, ambos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Deja un comentario