Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo tres operaciones de droga, dos en Gandía y una en Xátiva, y han detenido a cinco personas, dos mujeres y tres hombres, de entre 21 y 45 años, de origen español, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública. Los policías realizaron dos registros domiciliarios, uno en Piles y otro en Gandía donde intervinieron unas 237 dosis de, al parecer, cocaína, unos 13 gramos de, al parecer, heroína, unos 1.000 euros, dos básculas de precisión y un patinete eléctrico.

Primera operación en Gandía

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes de que una pareja podría estar dedicándose a la venta al menudeo de cocaína desde su domicilio en la localidad de Piles, al que acudían los compradores.

Durante las investigaciones, los policías establecieron diversos dispositivos de vigilancia en el transcurso de los cuales incautaron varias dosis a los compradores después de salir del domicilio.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes realizaron un registro en el domicilio donde detuvieron a la pareja, de 35 y 45 años, de origen español, e intervinieron unas 227 dosis de, al parecer, cocaína con un peso de unos 137 gramos, una báscula de precisión y un patinete eléctrico.

Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial que ha decretado su ingreso en prisión.

Segunda operación en Gandía

En esta operación, los policías detuvieron a una mujer de 33 años, de origen español, que se dedicaría a la venta al menudeo de, al parecer, cocaína y heroína desde su domicilio en Gandía, en el que vivía junto a sus hijos menores.

Los agentes realizaron un registro domiciliario e intervinieron unos 13 gramos de, al parecer, heroína, cinco gramos de cogollos, al parecer, marihuana, una báscula de precisión y 330 euros.

La detenida, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

En Xátiva

Mientras los agentes realizaban labores de prevención observaron a dos jóvenes que al percatarse de su presencia arrojaron al suelo lo que parecía ser una dosis de una sustancia estupefaciente, por lo que les dieron el alto e interceptaron a uno, el otro huyó corriendo pero a unos 200 metros fue interceptado.

Tras identificarlos, les realizaron un cacheo superficial localizando a uno de ellos nueve dosis de, al parecer, cocaína, ocultas bajo su pantalón e igual a la que habían arrojado y al otro 610 euros, por lo que fueron detenidos.

Los detenidos, uno de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Deja un comentario