Una educadora social de la Safor ha denunciado que, presuntamente, una menor de 16 años sufrió abusos sexuales y fue violada cuatro años atrás por su padrastro, que supuestamente entraba por las noches en su habitación para forzarla sexualmente. Además, por falta de apoyo familiar, la menor presentaba tres intentos de suicidio.

El presunto agresor sexual, dominicano de 40 años y pareja de su madre desde hace seis, ha sido detenido en prisión provisional acusado de delito de agresión sexual a una menor durante seis meses aproximadamente.

Aunque la madre de la víctima no figura como investigada judicialmente, el Juzgado de Instrucción número dos de Gandia trata de clarificar si tenía conocimiento de los abusos que estaba recibiendo su hija y no lo denunció.

Según se ha podido averiguar, la mujer llegó a poner un candado en la puerta de la habitación de la niña para impedir que su pareja entrara por las noches. La víctima le reconoció a una prima que, en una ocasión, su madre sorprendió al padrastro en su habitación, pero la culpabilizó a ella de lo ocurrido y le insistía continuamente tanto a ella como a su otra hija, que fueran más ‘tapadas’ por casa, controlando su vestimenta.

La familiar animó a la menor a que le contara a la psicóloga del centro donde cursa sus estudios la situación por la que había pasado. El pasado 30 de mayo, la educadora acudió a comisaría junto a la menor y denunciaron lo ocurrido. Seguidamente, la Policía Nacional procedió a la detención del presunto agresor sexual, quien se encuentra en prisión provisional, comunicada y sin posibilidad de fianza, según han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Deja un comentario