Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gandía a un hombre de 34 años, tras presuntamente cometer cinco robos con fuerza en establecimientos comerciales, cuatro bares y una tienda de electrónica. Entre todos los robos se llevo 662 euros, dos patinetes eléctricos y una video consola.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes de cinco robos con fuerza en establecimientos comerciales, cuatro bares y una tienda de electrónica, entre los días 10 y 30 de enero, todos ellos por el mismo modus operandi, lo que hizo sospechar que se trataba de la misma persona. El sospechoso fracturaba la puerta de acceso o los cristales con una tapa de alcantarilla, siempre de madrugada, para posteriormente para apoderarse de las cajas registradoras o forzar las máquinas tragaperras.

Durante las investigaciones los policías centraron las sospechas sobre un delincuente habitual de la ciudad, por lo que estableció un dispositivo de vigilancia para su localización.

Finalmente fue localizado y detenido en el barrio de “Las 500” de Gandía, que vestía una prenda que llevaba puesta en uno de los robos, además de otras evidencias localizadas durante la investigación. El detenido con casi un centenar de antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial

Deja un comentario