Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gandia a un hombre de 34 años, de origen español, como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena. Al parecer se encontraba en una habitación junto a una mujer sobre la que tenía una orden de alejamiento a menos de 500 metros y prohibición de comunicarse por cualquier medio con la víctima.

Los agentes tuvieron conocimiento de que una pareja se encontraba hospedada en Gandia y que el hombre tenía en vigor una orden de las características explicadas anteriormente.

Inmediatamente, los agentes se dirigieron al lugar, donde comprobaron que la pareja se encontraba dentro de la habitación, y que ésta se negaba a abrir la puerta a los policías, por lo que dieron aviso a la Sala del 091.

Al lugar se desplazaron otras patrullas y tras una negociación con ambos a través de la puerta cerrada, lograron que desistieran en su actitud y abriesen la puerta.

En ese momento, los agentes detuvieron al sospechoso como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena y asistieron a la víctima, la cual se encontraba muy nerviosa por lo acontecido. El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Deja un comentario