El aparcamiento subterráneo del Serpis cuenta con multitud de desperfectos en sus instalaciones. Por esta razón, el portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular ha querido visitarlo para constatar las numerosas deficiencias.

Algunos de los desperfectos más significativos de este aparcamiento municipal son las goteras que sufre, la ausencia de entrada peatonal por la rampa principal, el deterioro de las escaleras de acceso de peatones o la falta de gel desinfectante.

Soler ha asegurado que se trata de unas instalaciones municipales, por lo que es el Ayuntamiento el que debe de hacerse cargo del mantenimiento y arreglo de estos desperfectos. Además, asegura que esta falta de mantenimiento se ha agravado durante la pandemia ya que «las instalaciones no han sido adaptadas ni adecuadas para la normativa sanitaria por la pandemia. Hemos podido comprobar que no existen rutas marcadas de acceso y salida, ni almohadillas desinfectantes, ni gel en los cajeros automáticos».

“LAS OBRAS COMENZARÁN LA SEMANA QUE VIENE”

Salvador Gregori, regidor responsable de Economía y Hacienda y de la gestión los parkings municipales ha respondido a la denuncia pública del PP por el estado en que se encuentra el del Serpis. “Una vez más el PP llega tarde a la propuesta porque la semana pasada se adjudicó un contrato para enmendar los defectos”.

Gregori ha criticado a los populares por reclamar “actuaciones que saben se harán para después engañar a la gente diciendo que gracias a sus denuncias el gobierno actúa y esto no es así”. Gregori ha informado que el proceso administrativo para solucionar los problemas se inició hace cuatro meses y la adjudicación de las obras se formalizó hace una semana por lo que se espera que a partir de la semana próxima la empresa adjudicataria empiece a enmendar las deficiencias existentes.

Deja un comentario