La construcción del nuevo depósito de pluviales anti DSU (siglas de Descarga de Sistemas Unitarios) ha iniciado. Una infraestructura que pretende evitar el derrame de materias contaminantes al rio Serpis.

El depósito contará con una capacidad de 1.600 metros cúbicos, al igual que interceptará el colector existente en la antigua depuradora de aguas residuales del Grau.

Ubicada junto al Estadio de fútbol Fort-Llopis, la obra está presupuestada en un millón de euro y su clausura está prevista en siete meses.

Miguel Ángel Picornell, presidente de Actuaciones Ambientales Integrales, ha recalcado el compromiso del Gobierno de la ciudad en llevar a cabo unas obras “de las que no se ven, porque discurren por el subsuelo, pero que tienen una trascendencia vital para evitar en el futuro inundaciones, y más aún cuando el cambio climático es un hecho”.

Asimismo, Picornell ha afirmado que al finalizar esta obra se dará inicio a la construcción del gran deposito de pluviales de Clot de la Mota, con un presupuesto superior a los 8 millones de euros y el cual contará con “un dique de contención contra las inundaciones de las calles de la playa”.

Deja un comentario