Se trata de un edición diferente, condicionada por las medidas de seguridad frente a la COVID-19. Y es que la voluntad del gobierno local y de los técnicos es que se desarrolle en las mejores condiciones posibles y la máxima normalidad, dentro de las circunstancias.

Así, este miércoles 16 de septiembre se abre el periodo de inscripción hasta el 29 de septiembre. Y del 1 al 16 de octubre será la matriculación. Todos los trámites se podrán hacer de forma telemática, pero también habrá personas trabajando en las oficinas centrales y en los centros sociales para inscribir de forma presencial a todo aquel que lo necesite. El curso empezará el 26 de octubre hasta el 12 de febrero.

En primer lugar, se ha reducido el aforo al 50% para garantizar la distancia de seguridad. La duración de las clases también se acortará 10 minutos para evitar aglomeraciones en la entrada y la salida de las aulas. Habrá geles higienizantes de manos y desinfección constante.

La celebración de los cursos se ha restringido también a solo 3 centros sociales: Raval, Beniopa y Santa Anna y la sede misma de la UPG, porque son los espacios que mejores condiciones reúnen.

Se han eliminado dos cursos, que requerían contacto físico: el de Baile de salón y el de Cocina, en el cual se está trabajando en alternativas seguras conjuntamente con la profesora.

El concejal delegado de Cultura, Nahuel González, acompañado del director de la Universitat Popular de Gandia (UPG), Lluís Romero, ha presentado la 36 edición de los cursos cuatrimestrales.

“Es todo un reto poder celebrar esta edición, teniendo en cuenta la situación, pero era una responsabilidad continuar llevándola a cabo y que se supere edición tras edición. Además, si la situación mejora, no descartamos recuperar otras actividades como las excursiones. Somos conscientes que la UPG está muy consolidada en Gandia, que siempre la demanda supera a las matrículas y este año, por las restricciones de aforo, todavía se notará más”.

Curso de Gestión telemática

A propuesta del director, se ha incorporado un curso de Gestión telemática que pretende ayudar y enseñar a hacer los trámites on-line, más necesarios que nunca en esta nueva normalidad (padrón, tarjeta digital, registro de entrada, matriculaciones…). “Se han hecho más de 400 devoluciones de los cursos que quedaron suspendidos como consecuencia del confinamiento decretado por el estado de alarma. Pero hemos detectado que todavía hay muchos usuarios que no están al día en los trámites telemáticos y la ayuda del personal de la UPG ha sido primordial. Por esta razón, pensamos en hacer un curso y que la gente aprenda los trámites telemáticos básicos, cada vez más fundamentales”.

Finalmente, González ha agradecido el trabajo a los técnicos y al director de la UPG, pero también al profesorado que durante el confinamiento “lo dieron todo a través de las clases telemáticas (cocina, pintura, fotografía…), que fueron todo un éxito”. De hecho, del curso de fotografía nació la exposición “De la pantalla a la calle. Imágenes del confinamiento”, que, después de mostrarse durante el verano en el paseo Germanies, primero, y en la playa después, viajará a Dénia. Después volverá a nuestra ciudad para recorrer los diferentes distritos.

Deja un comentario