Atrapan a una culebra bastarda en un bloque de apartamentos de la Playa de Gandía. El pasado jueves 6 de junio una vecina vio por primera vez al reptil intentando subir por una rampa del edificio y dio la voz de alarma.

La serpiente, de metro y medio, se escondió en el cuarto de máquinas de la depuradora de la piscina y ahí ha estado 20 días durante los cuales, los vecinos han intentado sacarla. En primer instancia, los vecinos llamaron al Seprona que les dijo que el animal estaba en su hábitat natural, muy cerca de la Marjal, y que si la dejaban tranquila volvería a él.

Viendo que la situación no cambiaba, contactaron con un aficionado a las serpientes y experto en plagas que junto con ayuda de otras dos personas, le tendieron una trampa y pudieron capturar al animal. Posteriormente la culebra fue soltada en la Marjal de Gandia, lejos de las zonas habitadas.

Deja un comentario