Los empleados públicos del Ayuntamiento de Gandia ya saben cómo será su trabajo las próximas semanas y meses. El nuevo Plan de Contingencia y Reincorporación Presencial potencia el teletrabajo. Además y como medida más destacada, implanta con voluntad de permanencia, la cita previa obligatoria: los trabajadores del Consistorio no atenderán físicamente sin cita previa.

La reincorporación a los puestos de trabajo será gradual y progresiva, con una especial protección a los colectivos más vulnerables ante la COVID-19. Quedan exceptuados aquellos que sufren determinadas enfermedades, mujeres embarazadas o mayores de sesenta años.Irán incorporándose los servicios que el BOE vaya considerando esenciales.

Desde el inicio de la crisis sanitaria están en pleno funcionamiento los servicios mínimos y básicos, tales como, el personal de Servicios Sociales y de Policía Local. Y ya están en marcha los servicios de bibliotecas y vivienda.

Coincidiendo con la fase 2 (previsiblemente el 1 de junio) se abrirán los servicios municipales excepto las guarderías (con cita previa). Este momento coincidirá con la reanudación de todos los trámites administrativos y se abrirá la Oficina de Atención al Ciudadano, el Padrón y el Registro. También se distribuyen los espacios para facilitar la adaptación a la nueva normalidad, como por ejemplo, la Oficina de Información, que pasará a ser Oficina de Asistencia.

Ya hay más de 1.900 citas concedidas de certificados digitales hasta julio, y se han atendido 9.000 atenciones telefónicas desde el inicio de la crisis.

Foto: © Àlex Oltra

El concejal de Gobierno Interior y Coordinación Administrativa del Ayuntamiento de Gandia, José Manuel Prieto, ha presentado este miércoles, en la Mesa General de Negociación, reunida de forma telemática y compuesta por todas las fuerzas sindicales (UGT, CC.OO e Intersindical), el Plan de Contingencia y Reincorporación presencial de los empleados públicos del Ayuntamiento de Gandia. La Mesa General de Negociación ha sido presidida por la alcaldesa de la ciudad, Diana Morant, y ha contado con la participación de la concejala de Sanidad, Liduvina Gil. Este programa, impulsado a propuesta del área de Recursos Humanos y que cuenta con el consenso de la Mesa General de Negociación, establece las directrices que deben seguir los diferentes servicios y departamentos municipales para garantizar una homogeneización y un criterio único en la vuelta a la nueva normalidad de la Administración Local.


Diana Morant ha destacado “el salto tecnológico” que durante esta crisis está ejecutando el Ayuntamiento: “Actualmente, el futuro pasa por que la Administración sea capaz de adaptarse a las circunstancias y se convierta en el Administración moderna que necesita la sociedad”. La primer edil ha dedicado unas palabras de admiración, reconocimiento y agradecimiento a los trabajadores municipales por su labor durante la pandemia:”Habéis sido el gran músculo de la sociedad”. 

Jose Manuel Prieto ha explicado que el Plan de Contingencia ha sido elaborado con dos objetivos, garantizar que los servicios públicos siguen funcionando y acelerar los cambios en la administración que hagan más eficaz aún la manera de cómo atienden los problemas de la ciudadanía o se resuelven los trámites: “Necesitamos seguir invirtiendo en la mejora de los servicios que presta la administración para que esto supone una ventana de oportunidades: nos necesitan cerca los que sufren y nos necesitan rápidos los sectores económicos que quieren volver a funcionar como antes. Los cambios serán profundos. y queremos hacerlo desde el consenso que hemos sido capaces de alcanzar con las centrales sindicales y los actores sociales”.

La concejala de Sanidad, Liduvina Gil, ha destacado el buen comportamiento del virus en Gandia, ya que desde el 17 de mayo no hay ningún ingreso en el hospital Francesc de Borja, y ha incidido en la necesidad de continuar con la prevención y cumpliendo las normas y recomendaciones para evitar un brote.

Deja un comentario