La pasada semana comenzaron los trabajos para la rehabilitación de la chimenea industrial de Rajolars que se encuentra en la entrada Sur de Gandia.

La medida se enmarca dentro del programa de recuperación del patrimonio arquitectónico de la ciudad puesta en marcha por al actual ejecutivo. En este caso, los trabajos serán sufragados por la empresa Tecnorango SL, vinculada al Grupo Dulcesol.

La mercantil aportará los cerca de 60.000 euros necesarios para poner en valor la chimenea tras la firma de un convenio que fue rubricado en alcaldía hace unos meses.

El coordinador General de Urbanismo, Vicent Mascarell ha declarado que “era un compromiso de este gobierno reparar el patrimonio, y sobretodo el patrimonio industrial, en una de las entradas más visibles de Gandia”.

Se llevará a cabo no sólo la restauración y consolidación de este icono en la entrada de Gandia, sino que además se mejorará su entorno con iluminación y la urbanización de zonas adyacentes. “Damos respuesta a una iniciativa público-privada que dignifica el entorno y el patrimonio de la ciudad”, ha añadido Mascarell.

Asimismo, al igual que en caso del edificio de la TASA, el Ayuntamiento de Gandia ha intervenido de oficio en el edificio de la antigua guardería Wilson, de titularidad privada, cuya fachada sufre desprendimientos que podrían causar daño a la ciudadanía.

Deja un comentario