La Diputación de València ha anunciado que esta misma semana de mayo saldrá a exposición pública el proyecto para la construcción del bulevar ajardinado que sustituirá el trazado existente de la antigua Nazaret-Oliva. Un proyecto que contará con una inversión de 2,3 millones de euros y que una vez licitados los trabajos, permitirá que las obras se inicien durante el primer semestre de 2019.

 

De esta manera, uno de los puntos de la ciudad con más circulación y riesgo para los viandantes, se convertirá en un bulevar ajardinado que aumentará la seguridad para peatones y conductores además de mejorar visualmente la zona, ya que contará con nuevas zonas verdes. El proyecto también contempla la renovación del alumbrado así como la instalación de mobiliario urbano en las zonas peatonales.

 

La zona de actuación afectará al tramo entre la calle Ribera Baixa hasta la rotonda de la calle Illes Canàries. Se pasará de los dos carriles de circulación a cuatro (2 por sentido) separados por una mediana y se introducirán intersecciones que ayudarán a mejorar el tráfico, los accesos y descongestionar la vía. Otro de los aspectos que incluye el proyecto es la puesta en marcha de un carril ciclista para dar seguridad a los cientos de usuarios de este medio de transporte que utilizan la carretera y se instalarán pasos de peatones elevados con lo que se mejora la seguridad de los viandantes.

 

La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, ha puesto en valor la gestión de la corporación que preside Jorge Rodríguez, ya que “no solo está repartiendo más ayudas a los municipios valencianos sino que además está posibilitando grandes inversiones como el bulevar que nos ayudarán a seguir convirtiendo Gandia en un lugar más amable y seguro para conductores, viandantes y ciclista”.

Imagen: Àlex Oltra.

Deja un comentario