Los trabajos de restauración y puesta en valor avanzan a buen ritmo, según han indicado las autoridades. Se prevé que este elemento del patrimonio se reabra en breve para visitas turísticas.

El diputado provincial de Cooperación Municipal, Emili Altur, se reunió con el alcalde de Barx, Miguel Donet, para informarse sobre las convocatorias de las ayudas de restauración y conservación del patrimonio de la Diputación de Valencia, con el objetivo de financiar la señalización de la antigua nevera de hielo, uno de los iconos tradicionales del municipio de la Safor.

«Gracias a los planes de la Diputación, podemos recuperar obras emblemáticas de las comarcas valencianas y devolver todo el esplendor que tuvo en el pasado», destacó Altur tras la reunión. Por su parte, el alcalde de Barx ha explicado que el antiguo pozo, ya rehabilitado, se utilizó en el pasado para acumular hielo durante el invierno y posteriormente venderlo en los calurosos meses de verano.

«La nevera alcanza nueve metros de profundidad, y hemos restaurado la cubierta y el túnel, además de construir unas escaleras para facilitar su acceso», destacó Donet. Asimismo, el alcalde explicó que el Museo de Etnología del municipio está diseñando unos paneles explicativos para añadir a la obra, con un presupuesto de 6.000€ aproximadamente, que pretende financiar con las ayudas provinciales de patrimonio, cuya convocatoria de 2018 se presentará próximamente.

Deja un comentario