Se ha ayudado a un total de 2.017 familias vulnerables, a quienes se les ha ofrecido algún tipo de recurso de los que el Ayuntamiento de Gandia ha venido ofreciendo entre el 16 de marzo y el 12 de julio.

A través del programa ‘Yo me quedo en casa’ cerca de 140 personas que lo han necesitado han solicitado ayuda al consistorio. Una vez analizada la necesidad, voluntarios de Cruz Roja han sido los encargados de realizar la compra de alimentos o en la Farmacia.

Por otra parte, se han distribuido durante la pandemia menús a 81 familias sin recursos y 73 lotes/beca comedor para garantizar la alimentación básica de los más pequeños. De esta manera se han evitado aglomeraciones de personas en el comedor social de Bunyoleres sense Fronteres. En cuanto a los lotes de alimentos, se han distribuido 721 lotes a familias sin recursos desde el inicio de la cuarentena.

El grueso de las atenciones ha correspondido a la tramitación de prestaciones económicas. En total se han tramitado este tipo de ayudas a 1.457 familias en primera instancia y a 1.025 se les ha cursado ya la segunda ayuda.

En este apartado, el gobierno de Gandia ha movilizado mediante sucesivos decretos un total de 721.377,18€ que se han destinado a paliar las necesidades de familias vulnerables.

En otro orden de cosas, el servicio de atención psicológica ha realizado un total de 615 atenciones.

Paralelamente, se ha habilitado en un local cedido por Cáritas alojamiento para 11 personas sin techo además de suministrar la alimentación diaria necesaria a las 27 personas sin techo que residen actualmente en el CAI.

Deja un comentario