Un chico de 23 años con nacionalidad marroquí y que reside en Navarra, ha sido detenido esta madrugada del viernes cuando se celebraba la noche de Halloween en Gandia. El detenido figura como presunto autor de un delito de agresión sexual. Los hechos se han producido hacia las cinco de la madrugada en el parking de una discoteca en el centro de la ciudad.

Según ha avanzado la emisora Onda Naranja Cope, la víctima, menor de edad, pidió ayuda por teléfono a una amiga, mientras el presunto autor de los hechos la estaba agrediendo. Una patrulla de la Policía Local de Gandia y dos de la Policía Nacional acudieron al lugar de los hechos de inmediato, pero sólo encontraron a la víctima y la amiga.

La menor de 17 años ha contado a los agentes que estaba buscando a sus amigas por el parking frente a la discoteca cuando un chico le sorprendió y la obligó a entrar dentro de un coche. Aunque ella se resistía, el joven le quitó la ropa y la penetró en contra de su voluntad, mientras le decía que se callara, que acabaría enseguida y se podría ir.

Por su parte, la amiga de la víctima les dijo a los agentes que ella se encontraba dentro de la discoteca en el momento en que la menor fue agredida. Cuando la amiga recibió la llamada salió del recinto en busca de la agredida. La amiga de la víctima ha sido testigo de cómo la joven salía del coche sin zapatos.

Deja un comentario